Blanca Uriarte en Club de Poesía

La noche es

La noche oscura ha caído

sobre mi cansada almohada,

regalándome silencios

para el descanso del alma.

Otras noches,

lobos huraños,

se apresuran prestos

sobre la misma almohada,

para aullar con rabia,

letanías bravas

de desconsuelos lentos.

La noche es muy corta

cuando el alma canta,

pero demasiado larga,

para entretener fantasmas

que arrastran,

grilletes con saña,

hasta el despertar del alba.