Webs de escritores del Grupo Editorial Pérez-Ayala

Club de Poesía

José María Guelbenzu y Luis Antonio de Villena ganadores de los Premios de la Crítica de Madrid 2016

José María Guelbenzu y Luis Antonio de Villena ganadores de los Premios de la Crítica de Madrid de novela y poesía respectivamente

Premio de la críitica 2016   Premiodelacritica2016 1024x721


Premios de la Crítica de Madrid 2016: José María Guelbenzu y Luis Antonio de Villena
Click To Tweet


Los escritores madrileños José María Guelbenzu y Luis Antonio de Villena han resultado ganadores del Premio de la Crítica de Madrid que otorga la Asociación de escritores y críticos madrileños.

 

Los poderosos lo quieren todo de José María Guelbenzu es una sátira sobre el poder en nuestra sociedad y las distintas maneras con las que un hombre puede caer en la corrupción y el tráfico de influencias, escrita con ironía, de forma intrépida y sugerente, Los poderosos lo quieren todo es una obra imprescindible para conocer las dos caras de nuestra sociedad. En palabras de Alberto Infante, presidente de la Asociación Madrileña de Escritores y Críticos literarios nos encontramos ante uno de esos libros que nos divierten y al mismo tiempo nos hacen reflexionar sobre nuestro tiempo.

 

Nacido en Madrid en 1944, Guelbenzu es uno de los escritores actuales con una carrera más solida, extensa y prestigiosa que tenemos. Iniciada en 1967 con Hogar eventual, en su haber tiene títulos fundamentales como La tierra prometida, Un peso en el mundo, La mirada, El esperado, El río de la luna, Esta pared de hielo y algunos de los premios de mayor prestigio como el Premio Biblioteca Breve, el de la Critica, el Plaza y Janés o el Torrente Ballester en 2010. Periodista también de prestigio, ha colaborado en medios como Cuadernos para el diálogo o El País. Es también un destacado autor de novelas policíacas y creador de un personaje ya mítico, la juez Mariana de Marco

 

Imágenes en fuga de esplendor y tristeza de Luis Antonio de Villena es el mejor libro de un poeta que ha sabido construir una obra original y capaz de buscar siempre nuevas formas de expresión. Libro lleno de nombres, se trata de una magnifica biografía personal, acompañada de fotografías, donde van dejando huella en el lector los símbolos y los personajes que componen la vida de un gran poeta, en palabras de Pablo Méndez, poeta y miembro del jurado, Villena es uno de los autores de los setenta que mejor ha sabido renovarse y encontrar una forma moderna de escribir sobre sus obsesiones y temas de siempre.

 

Nacido en Madrid en 1951, Luis Antonio de Villena es poeta, novelista y un articulista con muchísimos lectores. Desde su primer libro, publicado en 1971, Villena no ha faltado a la cita con sus seguidores ofreciendo novelas, libros de poesía y ensayos siempre con originalidad, certeza y una forma que ha influido mucho en nuevas generaciones de cantar y evocar a grandes genios de siempre, como Oscar Wilde, Luis Cernuda, Byron, Andre Gide…

Entrevista a Fernando de la Rosa: “La Poesía es el arte de convertir un sentimiento propio en una emoción ajena”.

Entrevista al escritor Fernando de la Rosa tras publicar un libro Cuentas pendientes con la Editorial Poesía eres tú

Después de Anversos, amor, reversos, el escritor Fernando de la Rosa ha publicado el libro Cuentas pendientes con la Editorial Poesía eres tú.

 


La Poesía es el arte de convertir un sentimiento propio en una emoción ajena.
Click To Tweet


 Entrevista a Fernando de la Rosa   Entrevista FernandodelaRosa 300x211

P.- ¿Por qué el título de Cuentas Pendientes?

 

R.- Desde que asomó la llamada “Crisis Económica Mundial”, que en mi opinión no ha sido más que una burda estafa financiera y un muy elaborado timo del toco-mocho, allá por 2007, no he dejado de vivir, sentir y sufrir toda clase de vejaciones, humillaciones y ofensas, tanto como ciudadano como trabajador, por parte de una clase bancaria avariciosa e insaciable, de un sector empresarial pusilánime y despótico, y sobre todo de una casta política corrupta y cómplice, que se adueñaron del cotarro aprisionando a su propio pueblo con un chantaje demoledor que se limitaba a advertir de que quien no le bailara el agua iría a un limbo concienzudamente descorazonador limitado por las premisas “paro, subsidio y deriva”, por un lado, y “abuso, precariedad y bazofia”, por el otro. Y así nos ha ido y nos va. Sé muy bien de lo que hablo, porque lo sobrevivo cada día, aunque aún no lo he (hemos) superado. Tuve (tuvimos) que tragar, eso está claro. No niego que ha habido mucha resignación, muchísima auto-compasión y demasiada cobardía. Pero en mi caso, ya que no podía esperar ninguna ayuda, me quedaba el consuelo de la Poesía. Me vi en la obligación social, moral y ética de cantar, de escribir, de versificar el denodado esfuerzo, el impertérrito sacrificio y el inmenso coraje de Nosotros, los supervivientes, y al menos dejar constancia, para que jamás caiga en el olvido, de que muchos nos aguantamos pero no nos rendimos ante el totalitarismo, la Ley del Embudo, que nos impusieron dichos codiciosos, miserables y cobardes estamentos, y devolverles la pelota en forma de humildes, severos y decididos versos, para así ajustar cuentas con ellos para la posteridad, con la única, eterna y sagrada arma de la Lírica.

P.- ¿Puede ser la poesía, aparte de un arte, un medio de protesta que sirva para denunciar una situación social?

 

R.- Tras mi primera respuesta, tengo muy claro que sí. Incluso afirmo modestamente que el Arte (en cualquier manifestación, pero me ciño a la Poesía, que es lo que nos ocupa), es la más sincera y noble venganza contra el desamparo, contra la tiranía. Está muy bien que los poetas nos miremos el ombligo y cantemos lo que subjetivamente nos preocupe o duela. Pero también debemos mirar alrededor: ver, comprender y asimilar lo que le sucede a otros, a la sociedad, al pueblo, al mundo. Porque nosotros formamos parte inherente e indisoluble de ellos. También es nuestra labor dar voz a quien no la tiene, a quien no puede expresar sus necesidades y lamentos. Quizás, es nuestra primordial labor. Tenemos que sentir la vibración de la calle, el palpitar de la gente, su respiración y su desaliento, su grandeza y su miseria, su esperanza y su desesperanza. Nuestra mejor poesía no debe ser la que emana nuestro egoísta corazón, sino la que brota solidariamente de la sangre de los demás. Un poeta que no esté comprometido con la realidad que lo rodea, ni es poeta, ni es artista, ni es nada.

 

 

 

P.- Hay una tendencia en la poesía contemporánea que defiende que se puede hacer poesía actual pero guardando las formas métricas clásicas, ¿eres partidario de esa tendencia?

 

R.- Muchos poetas anteriores pero muy vigentes emplearon dicha fórmula, ¿por qué no yo?… Estoy convencido de que el lector de poesía, en lo que menos repara, es en la estructura que empleo para soportar mi mensaje. No me cansaré de decirlo: no importa la forma, sino el fondo. Formas tan clásicas como un soneto, un romance o unas cuartetas pueden ser más radicales, rebeldes y contestatarias que un verso libérrimo y vanguardista con un contenido hermético, yermo o huero. Es el filo lo que punza y corta, ya sea cuchillo, espada, lanza o flecha. Si la herramienta está roma…

P.- Entre los poemas que denuncian la situación social encontramos poemas alegóricos y poemas a la tierra. Esto es muy común en los poetas andaluces. ¿Te consideras un poeta andaluz no sólo por nacimiento sino porque te identificas con esta poesía?

 

R.- En este país gustan mucho las etiquetas. Veamos, mis referentes esenciales son Quevedo, castellano viejo; Miguel Hernández, levantino de corazón universal; Antonio Machado, andaluz peregrino con múltiples raíces; e incluso Edgard Allan Poe, norteamericano de musicalidad eterna… Mi poesía bebe de muchos veneros, y me siento muy orgulloso de todos y cada uno de ellos. Ni puedo ni quiero negar mis orígenes, ni puedo ni quiero renegar de sus virtudes y sus defectos. ¡Naturalmente que soy andaluz! Es mi tierra, mi luz, mi carácter, mi sentimiento. Pero, y lo digo con toda la humildad, me encantaría pasar como un poeta con las únicas fronteras de su obra, simplemente. Los adjetivos, que me los cuelguen tras leer mis versos.

P.- ¿Qué te hubiese gustado contar en un poema pero que todavía no has conseguido expresar, porque aún no has encontrado las palabras adecuadas?

 

R.- Uffffff… La verdad, para lo que no tengo palabras es para contestar a esta pregunta. Personalmente, me limito a aprender y avanzar con cada verso que compongo. Hoy día escribo poemas que me hubieran resultado inimaginables de concebir y plasmar cuando comencé a tomarme en serio la lírica. Y creo que esto mismo le ha ocurrido, le ocurre y le ocurrirá a cualquiera que se enfrente a un papel en blanco sólo con su imaginación, su capacidad y su estilo. Supongo que sólo el tiempo tiene la respuesta.

P.- ¿Cómo ves el presente y el futuro de la poesía?

 

R.- La Poesía existirá siempre, como existirá la condición humana. Mientras las personas vivan, sientan, sueñen o piensen, la Poesía estará presente. Los medios para expresarla y divulgarla pueden cambiar y evolucionar, pero eso no importa, y a quien se sienta algo poeta, no debe importarle nunca. La Poesía es el arte de convertir un sentimiento propio en una emoción ajena. No hay ni más, ni menos. O eso es lo que prefiero creer.

 

P.- ¿Estás escribiendo más poemas después de Cuentas pendientes?

 

R.- Desde luego. La actualidad y mis emociones continúan dándome mucho juego. Sólo pido poder terminarlos con toda y verdadera convicción, con absoluta dedicación y con la mayor belleza que me sea posible. Amén.

Esto ha sido la entrevista al escritor Fernando de la Rosa tras publicar un libro Cuentas pendientes con la Editorial Poesía eres tú

 

Entrevista a Fernando de la Rosa: “La Poesía es el arte de convertir un sentimiento propio en una emoción ajena”.

Entrevista al escritor Fernando de la Rosa tras publicar un libro Cuentas pendientes con la Editorial Poesía eres tú

Después de Anversos, amor, reversos, el escritor Fernando de la Rosa ha publicado el libro Cuentas pendientes con la Editorial Poesía eres tú.

 


La Poesía es el arte de convertir un sentimiento propio en una emoción ajena.
Click To Tweet


 Entrevista a Fernando de la Rosa   Entrevista FernandodelaRosa 300x211

P.- ¿Por qué el título de Cuentas Pendientes?

 

R.- Desde que asomó la llamada “Crisis Económica Mundial”, que en mi opinión no ha sido más que una burda estafa financiera y un muy elaborado timo del toco-mocho, allá por 2007, no he dejado de vivir, sentir y sufrir toda clase de vejaciones, humillaciones y ofensas, tanto como ciudadano como trabajador, por parte de una clase bancaria avariciosa e insaciable, de un sector empresarial pusilánime y despótico, y sobre todo de una casta política corrupta y cómplice, que se adueñaron del cotarro aprisionando a su propio pueblo con un chantaje demoledor que se limitaba a advertir de que quien no le bailara el agua iría a un limbo concienzudamente descorazonador limitado por las premisas “paro, subsidio y deriva”, por un lado, y “abuso, precariedad y bazofia”, por el otro. Y así nos ha ido y nos va. Sé muy bien de lo que hablo, porque lo sobrevivo cada día, aunque aún no lo he (hemos) superado. Tuve (tuvimos) que tragar, eso está claro. No niego que ha habido mucha resignación, muchísima auto-compasión y demasiada cobardía. Pero en mi caso, ya que no podía esperar ninguna ayuda, me quedaba el consuelo de la Poesía. Me vi en la obligación social, moral y ética de cantar, de escribir, de versificar el denodado esfuerzo, el impertérrito sacrificio y el inmenso coraje de Nosotros, los supervivientes, y al menos dejar constancia, para que jamás caiga en el olvido, de que muchos nos aguantamos pero no nos rendimos ante el totalitarismo, la Ley del Embudo, que nos impusieron dichos codiciosos, miserables y cobardes estamentos, y devolverles la pelota en forma de humildes, severos y decididos versos, para así ajustar cuentas con ellos para la posteridad, con la única, eterna y sagrada arma de la Lírica.

P.- ¿Puede ser la poesía, aparte de un arte, un medio de protesta que sirva para denunciar una situación social?

 

R.- Tras mi primera respuesta, tengo muy claro que sí. Incluso afirmo modestamente que el Arte (en cualquier manifestación, pero me ciño a la Poesía, que es lo que nos ocupa), es la más sincera y noble venganza contra el desamparo, contra la tiranía. Está muy bien que los poetas nos miremos el ombligo y cantemos lo que subjetivamente nos preocupe o duela. Pero también debemos mirar alrededor: ver, comprender y asimilar lo que le sucede a otros, a la sociedad, al pueblo, al mundo. Porque nosotros formamos parte inherente e indisoluble de ellos. También es nuestra labor dar voz a quien no la tiene, a quien no puede expresar sus necesidades y lamentos. Quizás, es nuestra primordial labor. Tenemos que sentir la vibración de la calle, el palpitar de la gente, su respiración y su desaliento, su grandeza y su miseria, su esperanza y su desesperanza. Nuestra mejor poesía no debe ser la que emana nuestro egoísta corazón, sino la que brota solidariamente de la sangre de los demás. Un poeta que no esté comprometido con la realidad que lo rodea, ni es poeta, ni es artista, ni es nada.

 

 

 

P.- Hay una tendencia en la poesía contemporánea que defiende que se puede hacer poesía actual pero guardando las formas métricas clásicas, ¿eres partidario de esa tendencia?

 

R.- Muchos poetas anteriores pero muy vigentes emplearon dicha fórmula, ¿por qué no yo?… Estoy convencido de que el lector de poesía, en lo que menos repara, es en la estructura que empleo para soportar mi mensaje. No me cansaré de decirlo: no importa la forma, sino el fondo. Formas tan clásicas como un soneto, un romance o unas cuartetas pueden ser más radicales, rebeldes y contestatarias que un verso libérrimo y vanguardista con un contenido hermético, yermo o huero. Es el filo lo que punza y corta, ya sea cuchillo, espada, lanza o flecha. Si la herramienta está roma…

P.- Entre los poemas que denuncian la situación social encontramos poemas alegóricos y poemas a la tierra. Esto es muy común en los poetas andaluces. ¿Te consideras un poeta andaluz no sólo por nacimiento sino porque te identificas con esta poesía?

 

R.- En este país gustan mucho las etiquetas. Veamos, mis referentes esenciales son Quevedo, castellano viejo; Miguel Hernández, levantino de corazón universal; Antonio Machado, andaluz peregrino con múltiples raíces; e incluso Edgard Allan Poe, norteamericano de musicalidad eterna… Mi poesía bebe de muchos veneros, y me siento muy orgulloso de todos y cada uno de ellos. Ni puedo ni quiero negar mis orígenes, ni puedo ni quiero renegar de sus virtudes y sus defectos. ¡Naturalmente que soy andaluz! Es mi tierra, mi luz, mi carácter, mi sentimiento. Pero, y lo digo con toda la humildad, me encantaría pasar como un poeta con las únicas fronteras de su obra, simplemente. Los adjetivos, que me los cuelguen tras leer mis versos.

P.- ¿Qué te hubiese gustado contar en un poema pero que todavía no has conseguido expresar, porque aún no has encontrado las palabras adecuadas?

 

R.- Uffffff… La verdad, para lo que no tengo palabras es para contestar a esta pregunta. Personalmente, me limito a aprender y avanzar con cada verso que compongo. Hoy día escribo poemas que me hubieran resultado inimaginables de concebir y plasmar cuando comencé a tomarme en serio la lírica. Y creo que esto mismo le ha ocurrido, le ocurre y le ocurrirá a cualquiera que se enfrente a un papel en blanco sólo con su imaginación, su capacidad y su estilo. Supongo que sólo el tiempo tiene la respuesta.

P.- ¿Cómo ves el presente y el futuro de la poesía?

 

R.- La Poesía existirá siempre, como existirá la condición humana. Mientras las personas vivan, sientan, sueñen o piensen, la Poesía estará presente. Los medios para expresarla y divulgarla pueden cambiar y evolucionar, pero eso no importa, y a quien se sienta algo poeta, no debe importarle nunca. La Poesía es el arte de convertir un sentimiento propio en una emoción ajena. No hay ni más, ni menos. O eso es lo que prefiero creer.

 

P.- ¿Estás escribiendo más poemas después de Cuentas pendientes?

 

R.- Desde luego. La actualidad y mis emociones continúan dándome mucho juego. Sólo pido poder terminarlos con toda y verdadera convicción, con absoluta dedicación y con la mayor belleza que me sea posible. Amén.

Esto ha sido la entrevista al escritor Fernando de la Rosa tras publicar un libro Cuentas pendientes con la Editorial Poesía eres tú

 

Entrevista a Alberto Cuenca Serrano: “…innovar siempre es positivo, y nos acerca más a los propios tiempos en los que nos movemos”.

Entrevista al escritor, poeta Alberto Cuenca Serrano tras publicar un libro de poesía “Mujer tenías que ser” con la Editorial Poesía eres tú. Todos los derechos de autor del libro de poesía “Mujer tenías que ser” pertenecen al escritor, poeta, Alberto Cuenca Serrano que acaba de publicar un libro con la Editorial Poesía eres tú.

Alberto Cuenca Serrano es uno de los poetas más constantes de la literatura, su dilatada trayectoria en muy corto espacio de tiempo nos ha llenado de libros de poesía con un lenguaje muy directo, lleno de metáforas y figuras que nos sumergen en una poesía contemporánea excelsa y llena de virtudes. Momentos del alma, Tal cual me lo susurra mi piel, El amor es lo demás y su último trabajo Mujer tenías que ser.

entrevista al escritor, poeta Alberto Cuenca Serrano tras publicar un libro de poesía “Mujer tenías que ser” con la Editorial Poesía eres tú. Todos los derechos de autor del libro de poesía “Mujer tenías que ser” pertenecen al escritor, poeta, Alberto Cuenca Serrano que acaba de publicar un libro con la Editorial Poesía eres tú.   FichaAlbertocuenca 300x217

P.- ¿Por qué el título Mujer tenías que ser?

R.-Quien me conoce sabe que odio los estereotipos, las etiquetas, y todo aquello que bajo el amparo de una frase estigmatiza a lo que le rodea. Yo particularmente creo que lo que se etiqueta es su propia inconsistencia. Por lo tanto en este caso yo sí que muestro el verdadero valor y sentido de la frase, su verdadero significado.


Odio los estereotipos, las etiquetas, y todo aquello que bajo el amparo de una frase estigmatiza a…
Click To Tweet


 

P.-Mujer tenías que ser, es un poemario ilustrado, en el que has colaborado con el fotógrafo Antonio Corral, que además se ha encargado de la maquetación y supervisión de la obra. ¿Cómo ha sido esa colaboración? ¿Qué fueron primero las fotografías o los textos?

R.-La colaboración resultó ser un compendio de buenos ratos, entre dos personas que aman, respetan, y valoran a la mujer en sí. Es fácil ponerse de acuerdo con personas inteligentes, creativas, y comprometidas, como es el caso de Antonio.

Curiosamente tengo que decir que el primer planteamiento fue el de tener primero todas las fotografías y luego hacer los poemas, pero luego resultó ser otro reto apasionante imaginarme como iba a ser la propia foto en sí (que yo ya tenía en mi mente), y empezar primero por los textos. Ya se sabe que a veces los tiempos cuando se trabaja en común no coinciden, pero se adaptan si hay voluntad por ambas partes.


La colaboración resultó ser un compendio de buenos ratos, entre dos personas que aman, respetan, y…
Click To Tweet


P.- ¿Por qué este homenaje a la mujer? ¿Qué tiene la mujer que la hace tan especial?

R.-Hace poco en una entrevista de radio lo resumía en una frase muy explícita; quería hacer un “homenaje al ser humano que me trajo al mundo, y al ser humano que ha transformado mi vida” yo creo que no hace falta añadir mucho más.


homenaje al ser humano que me trajo al mundo, y al ser humano que ha transformado mi vida
Click To Tweet


P.-¿Quiénes han sido los modelos de las fotografías y de los poemas? ¿Os ha costado que colaborasen para el libro?

R.-Las modelos han sido todas mujeres encantadoras, de nuestro entorno más cercano, y dispuestas a colaborar desde el primer momento en que se lo ofrecimos. Mujeres muy reales, que nos han ofrecido su aspecto más natural, cotidiano, y que reflejan una faceta que resalta en ellas, y que para mí las hace únicas. La verdad es que nos costó muy poco que colaborasen, y yo se lo agradezco infinitamente de la mejor manera que sé: con mis palabras y mis poemas.


Mujeres muy reales, que nos han ofrecido su aspecto más natural, cotidiano, y que reflejan una…
Click To Tweet


P.-¿Cómo está reaccionando el público ante este trabajo?

R.-Muy bien, respetando, comprendiendo y valorando el proyecto. Yo como siempre digo aporto otro pequeño legado que en este caso es un homenaje desde mi corazón al propio papel donde lo expongo con mis letras.


Homenaje desde mi corazón al propio papel donde lo expongo con mis letras
Click To Tweet


P.-La poesía es un género difícil, al que parece que tímidamente cada vez se está acercando más gente. ¿Cómo ves estos nuevos movimientos que parecen virales? ¿Crees que es necesario innovar en la poesía para atraer a más público?

R.-Creo que poco a poco la poesía se está acercando un poco más a la gente porque refleja y muestra un mundo que el lector interpreta como suyo, y en el que se ve partícipe en muchas de sus expresiones. Esa es la manera de llegar a la gente, escribir no sólo para uno mismo, sino para ser comprendido y reivindicar a su vez el protagonismo de aquellos que no lo encuentran en otros géneros.

Pienso que innovar siempre es positivo, y nos acerca más a los propios tiempos en los que nos movemos, sin olvidar por supuesto de dónde venimos y lanzar algún guiño de vez en cuando.


la poesía refleja y muestra un mundo que el lector interpreta como suyo
Click To Tweet


P.-¿Qué te motiva a escribir?

R.-Mientras me motive vivir, me motivará escribir, mi piel se expresa con palabras, y mis poemas son la patria de todas ellas.


Mi piel se expresa con palabras, y mis poemas son la patria de todas ellas
Click To Tweet


P.- ¿Has seguido escribiendo después de Mujer tenías que ser?

R.-Siempre, y espero que la vida me regale nuevas sorpresas, y que las pueda compartir en un futuro con la gente que se sienta identificada con mi poesía.

 

Esto ha sido la entrevista al escritor, poeta Alberto Cuenca Serrano tras publicar un libro de poesía “Mujer tenías que ser” con la Editorial Poesía eres tú. Todos los derechos de autor del libro de poesía “Mujer tenías que ser” pertenecen al escritor, poeta, Alberto Cuenca Serrano que acaba de publicar un libro con la Editorial Poesía eres tú.

 

Marco Castaño Meissel: “…mi arma es mi pluma y solo expreso lo que siento con su ayuda”

Entrevista a Marco Castaño Meissel tras publicar un libro de poesía: Hogar de inspiraciones con la Editorial Poesía eres tú

Entrevista a Marco Castaño Meissel tras publicar un libro de poesía: Hogar de inspiraciones con la Editorial Poesía eres tú   FichaautorMarcoCasta  o 300x212

P.- ¿Por qué el título de Hogar de inspiraciones? ¿Cuál es ese hogar al que te refieres en el título de tu poemario?

R.- Empecé escribiendo en papeles sueltos, supongo que como todos y un día concluí junto a mis allegados que debía recopilarlos, mas siendo trocitos de inspiraciones dispersados les di un hogar, el cual fue un libro, este libro.


Marco Castaño Meissel: Empecé escribiendo en papeles sueltos
Click To Tweet


P.- La poesía requiere de emociones para ser escrita, quizás lo que cambie sea la manera de expresar esas emociones. ¿En qué momentos y qué te inspira para escribir poesía?

R.- Mi poesía responde a un momento exacto en mi vida, no puedo escribir poesía cualquier día, me nace escribir poesía porque “mi arma es mi pluma y solo expreso lo que siento con su ayuda”. Utilizo la tinta para expresar o decir las palabras que no soy capaz de expresar o decirle a alguien. Todos mis poemas tienen una musicalidad detrás, los escribí con una melodía bañando la habitación para poder crear un contenido con un ritmo concreto y que espero haber podido transmitir.


Utilizo la tinta para expresar o decir las palabras que no soy capaz de expresar o decirle a…
Click To Tweet


P.- En tu poema “Cuando y solo” dices: “Solo los locos aman la noche / solo los soñadores duermen despiertos / solo nosotros vemos el mundo / solo yo veo esa calle”. ¿Qué tiene el artista que hace que se vea el mundo de diferente manera?

R.- La respuesta es nada que no tengan los demás pues todos somos esclavos de nuestra realidad pasada, nuestra realidad presente y las posibles realidades que hemos de tomar. Ergo cada persona tiene una realidad y cada persona la mira desde una perspectiva diferente. Aun asi siempre he querido ser dueño de mi propio destino.


Cada persona tiene una realidad y cada persona la mira desde una perspectiva diferente.
Click To Tweet


P.-Entre los poemas con título tienes unos poemas que van numerados con números romanos. ¿Qué tienen de diferente esos poemas? ¿Por qué van alternos al resto de poemas?

R.-Los poemas que tienen títulos van dirigidos a alguien, diferentes personalidades que me han hecho sentir diferentes cosas. Los poemas con números van más bien dirigidos a momentos concretos. Además están ordenados numéricamente exceptuando los últimos, en los que del 16 se pasa al 18 y después al 1931 que, por el contexto del poema se puede extrapolar a que es debido.

P.-¿Cuáles son los poetas que más te inspiran para escribir?

R.- El principal es José Ángel Buesa, al cual descubrí gracias a Rafael Turia a través de YouTube, recomiendo encarecidamente su canal. Otros poetas que me inspiraron fueron el clásico Bécquer y Juan Ramón Jiménez.

 


Descubrí a José Ángel Buesa gracias a Rafael Turia a través de YouTube
Click To Tweet


P.-¿Sigues escribiendo después de Hogar de inspiraciones?

R.- Sigo escribiendo pues la poesía es una forma de vida para mí pero también estoy trabajando en un ensayo a largo plazo.


Marco Castaño Meissel: La poesía es una forma de vida para mí
Click To Tweet


Es to ha sido la entrevista a Marco Castaño Meissel tras publicar un libro de poesía: Hogar de inspiraciones con la Editorial Poesía eres tú. Todos los derechos de autor del libro de poesía “Hogar de inspiraciones” pertenecen al escritor, poeta, Marco Castaño Meissel que acaba de publicar un libro con la Editorial Poesía eres tú.

Miguel Ángel Dolz: “…todo lo que vamos leyendo va dejando su poso lo sepamos o no”

Entrevista al escritor, poeta Miguel Ángel Dolz García tras publicar un libro de poesía “Hojas de lluvia” con la Editorial Poesía eres tú

Miguel Ángel Dolz   EntrevistaMiguelAngelDolzHojasdelluvia

P.- ¿Por qué titulaste el libro Hojas de lluvia?

R.- Se me ocurrió comparar las hojas de un libro, con las hojas de un árbol añadiéndole la lluvia que la relaciono con el otoño y la tristeza.


la lluvia la relaciono con el otoño y la tristeza.
Click To Tweet


P.- En tu poema “Tal vez” dices: “Tal vez para escribir poemas, / haya que estar hambriento. / No de pan, no de arroz / con judías pintas, / no de huevos fritos con chorizo. / Hambriento de ternura, / sediento de besos, / famélico de caricias”. ¿Es la poesía un medio en el que los poetas expresan los sentimientos que no pueden expresar en la vida cotidiana?

R.- Pues probablemente sea así, aunque supongo que habría que hablar con cada autor. Yo tal vez por mi carácter introvertido o por educación tiendo a ocultar mis sentimientos, que luego tras una reflexión se transforman en poema.


Tiendo a ocultar mis sentimientos, que luego tras una reflexión se transforman en poema
Click To Tweet


P.- Hojas de lluvia parece resumir toda una vida en poesía. ¿Cuándo empezaste a escribir este poemario?

R.- Pues como comento en la contraportada del libro, he estado escribiendo toda la vida con más o menos altibajos. Aunque, cuando ves el resultado, te parecen pocos los poemas que se han salvado, debería haber publicado mucho antes, en vez de limitarme a publicar poemas sueltos en Revistas literarias.


Debería haber publicado mucho antes, en vez de limitarme a publicar poemas sueltos en Revistas…
Click To Tweet


P.- Bécquer, Machado, Neruda, Celaya, Octavio Paz, Jorge Guillén entre otros, son los poetas que te inspiran. ¿Cómo han influido cada uno de ellos en tu poesía? ¿Qué destacarías de cada uno de ellos?

R.- Bécquer son los dieciocho años el amor romántico, la poesía directa. Neruda y sus 20 veinte poemas de amor (la magia de la poesía sudamericana). Machado la madurez y la reflexión. Con Celaya descubrí una poesía menos egocéntrica. Una poesía más “asequible.” De Octavio Paz recuerdo que me impactó un poema que decía “el descenso de las palabras paracaídas sobre las arenas de la página”. Es decir descubrir la página en blanco como algo físico, como un territorio por explorar. Y de Jorge Guillén no recuerdo ahora gran cosa. Pero todo lo que vamos leyendo va dejando su poso lo sepamos o no. El poeta lo va creando en sus lecturas y la dificultad estriba, en encontrar tu propia voz.


Todo lo que vamos leyendo va dejando su poso lo sepamos o no
Click To Tweet


P.- ¿Qué opinas del panorama de la poesía actual?

R.- Pues que hay muchos poetas y pocos lectores y eso no quiere decir que no guste la poesía. Sino que los jóvenes tienen otras formas de conocerla o sentirla, como los cantautores o el hip hop. Pero la poesía por desgracia siempre ha sido minoritaria hay mucho desconocimiento sobre la poesía a la que se la tilda de difícil y aburrida.


Hay mucho desconocimiento sobre la poesía a la que se la tilda de difícil y aburrida
Click To Tweet


P.-¿Sigues escribiendo después de Hojas de lluvia? ¿Veremos un segundo libro de Miguel Ángel Dolz García?

R.- Sigo escribiendo y espero poder recuperar el tiempo perdido y escribir un segundo y un tercer libro de poemas.

 

 

Esto ha sido la entrevista al escritor, poeta Miguel Ángel Dolz García tras publicar un libro de poesía “Hojas de lluvia” con la Editorial Poesía eres tú. Todos los derechos de autor del libro de poesía “Hojas de lluvia” pertenecen al escritor, poeta, Miguel Angel Dolz García que acaba de publicar un libro con la Editorial Poesía eres tú.

Alba García Torres: “Mi poesía no deja de ser una reflexión o un diálogo interno conmigo misma”

Entrevista Alba García Torres   FotoEntrevista 1024x728

 

P.- Piel y salitre, es el título de tu libro, ¿Por qué ese título?

 

R.- La mayoría de las poesías de este libro estaban escritas antes de este último verano, pero realmente este libro se fraguó y se construyó a partir de Julio de 2016. Hasta entonces tuvo varios títulos, pero ninguno terminaba de convencerme. Este verano bajaba todas las mañanas a la playa y caminaba y pensaba mucho y escribía mucho, sobre todo escribía… y cuanto más reflexionaba y más escribía más segura estaba que se estaban tejiendo redes, mis redes, mi pasado, mi presente y mi futuro, y sobre todo algo que se estaba curando después de muchos años de sangrar, y algo que me estaba reconciliando conmigo misma… posiblemente es que estoy poco acostumbrada a vivir sin prisa, poco acostumbrada a no buscar mis propias huidas, pero sobre todo supongo que estoy poco acostumbrada a que haya mares en calma.

Y dicen que el mar todo lo cura, y que la cura para todo está en en el agua salada: lágrimas, sudor y mar. Y empecé a pensar que igual ahí estaba la clave. Empecé a pensar en quienes me han acompañado, quienes han puesto su piel con mi piel y quienes han besado naufragios y cicatrices y, sobre todo, quienes han estado siempre para curarlos. Y de repente entendí que todo lo escrito hasta entonces tenía dos cosas en común: el mar y la piel. Todo hablaba de mi familia, de quienes genéticamente habían puesto su piel en mi piel: mis abuelas, sobre todo ellas, mi madre, cuando digo todo es poco y nunca será suficiente, pero también todas esas personas maravillosas que he ido encontrando a lo largo de mi vida y que han apostado a seguir conmigo a pesar de todos los miedos, a pesar de todas las tormentas.

Y según seguían pasando las tardes fui comprendiendo que sin darme cuenta volvía a ser feliz, y era en parte por culpa del mar, pero en parte también se debía a con quien lo estaba compartiendo. Así que una tarde mientras esperaba que el calor bajara un poco para volver a la playa me puse a escribir pensamientos inconexos acerca de todo esto que me rondaba la cabeza, y en una libreta apunté: arena, brisa, besos, versos y salitre. Y compartí esa imagen en las redes sociales. Pocos minutos después me escribe un queridísimo amigo, y hace alusión a una broma recurrente que tenemos en la que dejamos el mundo del Derecho —al que nos dedicamos profesionalmente— y abrimos un bar que se llame: “Copas y besos” y en que garantizamos la barra libre de las primeras y, como los besos hay que ganárselos, al menos aseguramos que en nuestro local nunca falten los versos. Y con aquella instantánea él me dice: «oye mejor que copas y besos casi para nuestro bar me gusta «Piel y Salitre», y le dije «para nuestro bar no sé, pero acabas de darle nombre al poemario». Y todo encajo: todo era piel y salitre.

Esa misma tarde escribí los cuadernos de bitácora que dividen el libro. Empezando el viaje en Troya, porque no sé la razón pero yo siempre pensé que Odiseo no tenía demasiadas ganas de volver a casa y que Penélope estaba bien sin él. A mí me interesaba más la historia de los Troyanos: Héctor y Andrómaca lo hubieran hecho de otra manera. Y no solo ellos… ¿Por qué nunca nos acordamos de aquellas mujeres que también perdieron la guerra? ¿Qué fue de las derrotadas de la derrota? La Historia no las nombra pero ellas nunca perdieron su dignidad. Y yo quiero creer que somos, que soy, su heredera, porque lo que nos define en la vida es la posición que tomamos respecto de la Historia y de nuestro propio viaje. También por eso este libro termina con un poema homónimo a su título que escribí esa misma tarde en que le puse nombre, y que cuenta que aquel viaje que empezó en Grecia ha llegado hasta estas tardes de sol en el que el mar tiene su nombre y su sonrisa.

 

P.- La primavera aparece en algunos de tus poemas y tienes uno que se titula Primavera, ¿qué tiene de especial esa época del año para la poesía?

 

  1. Todas las estaciones del año tienen algo de poético, pero supongo que la primavera es una nueva oportunidad que nos da la vida cada año para renacer, después de el largo y silencioso invierno. En el norte, donde yo vivo, también es el momento para volver al mar, volver a sentirlo, después de haber estado viendo durante meses las marejadas y las tormentas desde el puerto.

 

P.- En tu poesía aparecen muchas referencias literarias, Moby Dick, Dorian Gray, Walt Whitman, etc. ¿Te inspira la lectura para escribir tus poemas?

 

R.- Sí. También la música. Estoy segura que es verdad eso que dicen de: “somos los libros que hemos leído, las personas que hemos amado y los sitios que hemos vivido”. Mi poesía no deja de ser una reflexión o un diálogo interno conmigo misma. Y este está indudablemente marcado por lo que leo, oigo y siento.

 

P.- Encontramos en tus poemas temas de ámbito social, reflexiones sobre el ser humano, sobre la vida. ¿Es importante el mensaje para la poesía?

 

R.- No me atrevería a decir que el mensaje es importante para la poesía. No lo sé. Para la mía sí, en la medida en que la poesía para mí es un reflejo de la vida. Y yo no puedo entender la vida sin libertad, sin compromiso y sin honestidad. Tenemos una deuda con nuestros ancestros que han luchado, vivido y muerto por nuestro bienestar, pero sobre todo tenemos una obligación con las generaciones futuras, a ellas les debemos un mundo más bello, más igual, y más justo. Mi maestro dice que mis escritos son “amor militante”. Yo creo que son las dos caras de una misma moneda. No debería existir el amor si no es militante, ni el compromiso —sea o no revolucionario— sin el amor. Si no crees por lo que vives, luchas, escribes y sientes. Entonces ¿para qué?

 

P.- Tu poemario está dividido en secciones que se titulan Cuaderno de bitácora y cinco días para diferenciar unas de otras. ¿Por qué has dividido así el poemario?

 

R.- Las secciones surgieron tras ponerle el título al poemario. Está dividido así porque comprendí que “Piel y Salitre” era la historia que narraba el viaje de mi vida. Un viaje que sin lugar a dudas está profundamente unido al mar. Un viaje marino, al fin y al cabo. Y como todo viaje marino necesita que el Capitán haga un seguimiento de cada día y cada noche que se está en travesía, por si hay que analizar los restos del naufragio, o por si hay que compartirlo en el caso de que se llegue a buen puerto.

 

P.- ¿Qué diferencias hay entre Piel y salitre y tu anterior obra Raíces Urbanas? ¿Hay una evolución en tu poesía?

 

R.- “Raíces Urbanas” posiblemente sea un libro más sincero y más ingenuo. Está escrito a lo largo de muchos años, sin ninguna expectativa de ser publicado o compartido. Es un libro más pegado a la niñez, al dolor de dejar la infancia atrás. “Piel y Salitre” posiblemente esté más reflexionado, más meditado. Ha sido el resultado de muchas horas de trabajo personal, un esfuerzo por conocerme mejor a mi misma. Este libro quiso ser el reflejo de que hay huidas que terminan en vida. Y que a veces, es necesario, plantar cara a los miedos y seguir creyendo aún en mitad de la tormenta.

 

P.- ¿Estás trabajando ya en tu siguiente trabajo? ¿Qué planes tienes para el futuro?

 

R.- Sí, escribir es un proceso continuo para mí. Nunca lo dejo, no podría, no sabría. Pero eso no quiere decir que tenga en mente planes de futuro a este respecto. Sin embargo, en los últimos meses he escrito mucho, y el siguiente proyecto ya está perfilado y muy avanzado.

 

Vanesa Ruiz Pérez: “No tengo mejores momentos, sencillamente me inspiro de manera espontánea”.

IMG 20170622 WA0000 1024x1024

 

P.- ¿Por qué el título de El gran sábado?

R.- No es algo premeditado, es pura casualidad. Elegí una ilustración para la portada que le hice a mi sobrino sobre un poema del circo que se puede encontrar en su interior al que había titulado El gran sábado. Como es lógico le hacía mucha ilusión y está encantado.

P.- ¿Cuánto tiempo te ha llevado escribir El gran sábado? ¿Cuándo son para ti los mejores momentos para escribir?

R.- La verdad, nunca pensé que llegaría a publicar un libro. Fui escribiendo durante dos años diferentes poemas sin ningún propósito. Sin embargo, cuando llegué a los 35 pensé que era una pena que murieran en mí. Ahí empezó todo.

No tengo mejores momentos, sencillamente me inspiro de manera espontánea. No sé de qué manera me viene la inspiración. Creo que soy más productiva sometida al aburrimiento. Supongo que no lo tolero bien.

P.- ¿Qué es lo que te inspira para escribir? ¿Es necesario leer para escribir?

R.-  Principalmente el amor. El amor y la poesía van de la mano. Pero no todos mis poemas hablan del amor. Quizás sean cosas o personas que observo, experiencias, estados de ánimo, diferentes situaciones…

P.- Las ilustraciones de El gran sábado son creación tuya. ¿Cómo surgió la idea de ilustrar los poemas? ¿Qué empezó antes la pintura o la escritura?

R.- Bien, en el colegio siempre se me dio bien dibujar, tanto artístico como lineal. No me considero ni mucho menos un portento pero comencé a acudir a clases de pintura y acabé haciendo ilustraciones que según me dicen tienen un estilo muy definido. Muy mío. Y qué mejor idea que ilustrar mis propios poemas.

Si bien es cierto que me habían encargado algunos retratos y dibujos puede decirse que la pintura ha surgido de la escritura. Lo ha motivado.

P.- En tu poemario hay muchas dosis de humor, uno de tus poemas está inspirado en tu teléfono móvil. ¿Qué tiene que ver el humor con tu poesía?

R.- Sí, es verdad. Me considero una persona con gran sentido del humor. Puede decirse que la monotonía y las emociones planas me aburren. Me gusta la variedad y mi libro es un reflejo de ello.

 P.- ¿Cómo ha sido la respuesta del público ante tus poemas? ¿Qué poemas le ha gustado más a la gente que te conoce?

R.- Es un libro que ha sorprendido. Creo que se pensaba que sería la clásica poesía y a pesar de mi miedo inicial ha gustado mucho. Los mejores halagos que he recibido han sido: me ha enamorado, quiero leer más o lo he leído tres veces. Eso te reconforta.

Difícil decirte qué poemas han gustado más. Cada persona es un mundo, a cada uno le toca algo diferente y así me lo han hecho saber. Quizá el más repetido sea el de “El Molinero”.

P.- Tus poemas son de mucha actualidad. ¿Es la poesía una forma de criticar la sociedad en la que vivimos?

R.- Sí, voy con la actualidad. Intento estar al día. Supongo que inevitablemente lo muestro en mis versos de manera inconsciente. Pero sí, se pueden escribir también bellas críticas. Jijiji

P.- ¿Habrá un segundo libro después de El gran sábado?

R.- Bueno, no voy a aventurarme en este momento. Mi primer libro está realizado con todo el cariño, quiero que la gente lo disfrute. Si habrá o no un segundo libro depende de la respuesta del público a éste y de cuán productiva me encuentre. Por el momento estoy muy contenta.

 

Vanesa Ruiz Pérez: “No tengo mejores momentos, sencillamente me inspiro de manera espontánea”.

IMG 20170622 WA0000 1024x1024

 

P.- ¿Por qué el título de El gran sábado?

R.- No es algo premeditado, es pura casualidad. Elegí una ilustración para la portada que le hice a mi sobrino sobre un poema del circo que se puede encontrar en su interior al que había titulado El gran sábado. Como es lógico le hacía mucha ilusión y está encantado.

P.- ¿Cuánto tiempo te ha llevado escribir El gran sábado? ¿Cuándo son para ti los mejores momentos para escribir?

R.- La verdad, nunca pensé que llegaría a publicar un libro. Fui escribiendo durante dos años diferentes poemas sin ningún propósito. Sin embargo, cuando llegué a los 35 pensé que era una pena que murieran en mí. Ahí empezó todo.

No tengo mejores momentos, sencillamente me inspiro de manera espontánea. No sé de qué manera me viene la inspiración. Creo que soy más productiva sometida al aburrimiento. Supongo que no lo tolero bien.

P.- ¿Qué es lo que te inspira para escribir? ¿Es necesario leer para escribir?

R.-  Principalmente el amor. El amor y la poesía van de la mano. Pero no todos mis poemas hablan del amor. Quizás sean cosas o personas que observo, experiencias, estados de ánimo, diferentes situaciones…

P.- Las ilustraciones de El gran sábado son creación tuya. ¿Cómo surgió la idea de ilustrar los poemas? ¿Qué empezó antes la pintura o la escritura?

R.- Bien, en el colegio siempre se me dio bien dibujar, tanto artístico como lineal. No me considero ni mucho menos un portento pero comencé a acudir a clases de pintura y acabé haciendo ilustraciones que según me dicen tienen un estilo muy definido. Muy mío. Y qué mejor idea que ilustrar mis propios poemas.

Si bien es cierto que me habían encargado algunos retratos y dibujos puede decirse que la pintura ha surgido de la escritura. Lo ha motivado.

P.- En tu poemario hay muchas dosis de humor, uno de tus poemas está inspirado en tu teléfono móvil. ¿Qué tiene que ver el humor con tu poesía?

R.- Sí, es verdad. Me considero una persona con gran sentido del humor. Puede decirse que la monotonía y las emociones planas me aburren. Me gusta la variedad y mi libro es un reflejo de ello.

 P.- ¿Cómo ha sido la respuesta del público ante tus poemas? ¿Qué poemas le ha gustado más a la gente que te conoce?

R.- Es un libro que ha sorprendido. Creo que se pensaba que sería la clásica poesía y a pesar de mi miedo inicial ha gustado mucho. Los mejores halagos que he recibido han sido: me ha enamorado, quiero leer más o lo he leído tres veces. Eso te reconforta.

Difícil decirte qué poemas han gustado más. Cada persona es un mundo, a cada uno le toca algo diferente y así me lo han hecho saber. Quizá el más repetido sea el de “El Molinero”.

P.- Tus poemas son de mucha actualidad. ¿Es la poesía una forma de criticar la sociedad en la que vivimos?

R.- Sí, voy con la actualidad. Intento estar al día. Supongo que inevitablemente lo muestro en mis versos de manera inconsciente. Pero sí, se pueden escribir también bellas críticas. Jijiji

P.- ¿Habrá un segundo libro después de El gran sábado?

R.- Bueno, no voy a aventurarme en este momento. Mi primer libro está realizado con todo el cariño, quiero que la gente lo disfrute. Si habrá o no un segundo libro depende de la respuesta del público a éste y de cuán productiva me encuentre. Por el momento estoy muy contenta.

 

Vanesa Ruiz Pérez: “No tengo mejores momentos, sencillamente me inspiro de manera espontánea”.

 

P.- ¿Por qué el título de El gran sábado?

R.- No es algo premeditado, es pura casualidad. Elegí una ilustración para la portada que le hice a mi sobrino sobre un poema del circo que se puede encontrar en su interior al que había titulado El gran sábado. Como es lógico le hacía mucha ilusión y está encantado.

P.- ¿Cuánto tiempo te ha llevado escribir El gran sábado? ¿Cuándo son para ti los mejores momentos para escribir?

R.- La verdad, nunca pensé que llegaría a publicar un libro. Fui escribiendo durante dos años diferentes poemas sin ningún propósito. Sin embargo, cuando llegué a los 35 pensé que era una pena que murieran en mí. Ahí empezó todo.

No tengo mejores momentos, sencillamente me inspiro de manera espontánea. No sé de qué manera me viene la inspiración. Creo que soy más productiva sometida al aburrimiento. Supongo que no lo tolero bien.

P.- ¿Qué es lo que te inspira para escribir? ¿Es necesario leer para escribir?

R.-  Principalmente el amor. El amor y la poesía van de la mano. Pero no todos mis poemas hablan del amor. Quizás sean cosas o personas que observo, experiencias, estados de ánimo, diferentes situaciones…

P.- Las ilustraciones de El gran sábado son creación tuya. ¿Cómo surgió la idea de ilustrar los poemas? ¿Qué empezó antes la pintura o la escritura?

R.- Bien, en el colegio siempre se me dio bien dibujar, tanto artístico como lineal. No me considero ni mucho menos un portento pero comencé a acudir a clases de pintura y acabé haciendo ilustraciones que según me dicen tienen un estilo muy definido. Muy mío. Y qué mejor idea que ilustrar mis propios poemas.

Si bien es cierto que me habían encargado algunos retratos y dibujos puede decirse que la pintura ha surgido de la escritura. Lo ha motivado.

P.- En tu poemario hay muchas dosis de humor, uno de tus poemas está inspirado en tu teléfono móvil. ¿Qué tiene que ver el humor con tu poesía?

R.- Sí, es verdad. Me considero una persona con gran sentido del humor. Puede decirse que la monotonía y las emociones planas me aburren. Me gusta la variedad y mi libro es un reflejo de ello.

 P.- ¿Cómo ha sido la respuesta del público ante tus poemas? ¿Qué poemas le ha gustado más a la gente que te conoce?

R.- Es un libro que ha sorprendido. Creo que se pensaba que sería la clásica poesía y a pesar de mi miedo inicial ha gustado mucho. Los mejores halagos que he recibido han sido: me ha enamorado, quiero leer más o lo he leído tres veces. Eso te reconforta.

Difícil decirte qué poemas han gustado más. Cada persona es un mundo, a cada uno le toca algo diferente y así me lo han hecho saber. Quizá el más repetido sea el de “El Molinero”.

P.- Tus poemas son de mucha actualidad. ¿Es la poesía una forma de criticar la sociedad en la que vivimos?

R.- Sí, voy con la actualidad. Intento estar al día. Supongo que inevitablemente lo muestro en mis versos de manera inconsciente. Pero sí, se pueden escribir también bellas críticas. Jijiji

P.- ¿Habrá un segundo libro después de El gran sábado?

R.- Bueno, no voy a aventurarme en este momento. Mi primer libro está realizado con todo el cariño, quiero que la gente lo disfrute. Si habrá o no un segundo libro depende de la respuesta del público a éste y de cuán productiva me encuentre. Por el momento estoy muy contenta.

Autores

peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online golden goose pas cher golden goose pas cher golden goose pas cher golden goose pas cher golden goose pas cher golden goose outlet online golden goose outlet online golden goose outlet online golden goose outlet online golden goose outlet online