Categories

Escuchemos al artista: Sobre el arte, Srečko Kosovel

Escuchemos esta certera aproximación al concepto de “arte”, escrita por el joven poeta esloveno Srečko Kosovel

¿Y tú? ¿Serías capaz tú de ahondar en la concepción artística y en el carácter o compromiso del artista?

 

SOBRE EL ARTE

 

El arte es la religión de la nueva vida moderna. No el arte que hoy describe a caballeros y reinas, reyes de salón y coloca su aspiración en las formas de los edificios. No me refiero a este tipo de arte. Porque el arte que sitúa su ser en la forma no es arte, sino virtuosismo. Todo el mundo sabe que el artista de verdad no crea su arte para el museo, la estética o los almacenes, sino para el hombre y para la vida. Si quiere crear como hombre-artista para el hombre, primero tiene que acercarse al hombre, primero debe convertirse él mismo en hombre. ¿Y qué pasa con el arte de hoy? Con la mirada menguante, de forma glacial, el viejo arte moribundo nos enseña su injustificación, no porque los poetas escriben en verso, sino porque escriben sin contenido. Entre ellos y la vida hay una pared que aún no se ha derribado. En su fútil soledad ni siquiera sueña con el hombre ideal y la humanidad, sino que piensan que su profesión es escribir versos. Pero esos versos no tienen nada que decir. En esos versos ni hay fuego ni sangre ni dolor verdadero ni amor bello; todo lo que hay es sólo slogan literario, apariencia poética. Para nuestro tiempo es característico que los viejos artistas, en su mayoría, no entiendan la actuación de la vida contra la que luchamos. Esto es una muestra de rigidez del sentimiento del artista, y este tipo de rigidez espiritual es la muerte del artista. El artista debe estar tan vivo y unido a la vida que debe sentir el pulso más sensible, de un gesto debe saber el movimiento del futuro, de un momento presentir una nueva vida. El verdadero artista no envejece, pues siempre es joven, siempre renace, de sí mismo para la gente.

El verdadero artista es símbolo de renacimiento, desarrollo y vida nueva. Su desarrollo se adelanta a la vida porque el artista crea el futuro. Todo slogan contra el que lucha la humanidad debe tomarse de la religión o el arte, y hoy día el arte tiene su propia misión religiosa. El arte nuevo debe ser aconfesional y apolítico porque debe convertirse en religioso.

 

El artista debe ser como una antena que capta las vibraciones más lejanas del cosmos, y debe ser escultor para formar a partir de sí mismo el rostro del futuro.

 

Su luz ilumina el todo –no el detalle como la luz del científico- porque es religioso.

Mi rostro no es para un marco Srečko Kosovel

Ed. Bassarai

Leer Escuchemos al artista: Sobre el arte, Srečko Kosovel en Por el sendero de la creatividad