HACÍA EL MISMO LADO

no se puede pensar que el amor, se queda estático, como una flor debe permanece cuidado y regado y si fuese una espiral, todo punto debería fluir hacía el mismo lado.

HACÍA EL MISMO LADO

Siempre existen oquedades
en la piel de los enamorados,
a veces la imprudencia
termina con la vida
y el ahogo con el amor.

No se acaba el fuego
apagando llamas,
se queda dormido
hasta otro instante.

He visto llorar árboles
por la idiotez de los celos,
he visto nubes y borrascas
por creer en miradas furtivas,
he visto hurgar con rabia
en el extremo de un alfiler
por un beso incorrecto
en una tarde pasajera,
he visto morir el amor
por enmudecer las gargantas.

¡No hay palabras!
¡no hay caricias!

El hielo se adueña
de la situación.

¡Qué no queden solos los amantes!
las horas son puñales
que atraviesan el corazón
en esos dias interminables.

A veces un gesto es bastante,
una mirada, una caricia.
El amor no es un juego de azar,
ni una tómbola benéfica.
El amor es simplemente
una espiral concéntrica
donde todo punto
gira hacía el mismo lado.
Así deben fluir los sentimientos.

HACÍA EL MISMO LADO

No me importa que copies esta poesía si te gusta, pero si lo haces, se honesto indicando el autor

la foto se ha tomado de internet, si el propietario la quiere retirar, solo debe dejarme un mensaje y la retiraré inmediatamente.