POR LOS SURCOS DEL ALMA

0bc06884db9c7fb5422e1b09b1acf027_web

 

Y yo que no tengo el don de la palabra

Y no se como desmenuzar los latidos del alma

ni Emitir los dolores del corazón.

 

Y me anuncio como una línea torcida

que camina mil senderos prohibidos

acostumbrando a mis ojos al vacío

a Soledad la ONU dormir conmigo.

 

Bajo un cielo cubierto de Luna

y un manto oscuro que no brilla

ante el centelleo de unos ojos cansados

de rezar, casi suplicando

unos pasos por el tiempo acompañados.

 

Y no tengo palabras

El corazón me nació mudo

tan solo o me cubro de Sordera …

Para sus latidos no escuchar.

 

No importa, no quiero escucharlos

Mientras sé que sigue mi sangre caliente

y mis ideas de mundos merodean por cobardes

Y no me detengo ante la inercia

de seguir girando sin dar vueltas.

 

Como agua estancada envejecida,

Remolinos pecado como Ciclón

como labios sin risa

como ojos secos de su propio llanto.

 

No, no tengo palabras, ni unas manos

que recojan en sus cuencas ya mis sueños

esos que mueren en cada suspiro

Que no se pronuncian las latitudes, ni distancias.

 

Y yo que corrí como lodo de tormenta

por alguna mirada inquisidora

quién podra Juzgar mi tiempo

la espera y la memoria.

 

Si el amor me cubrió de las auroras de

o Tan sólo me baño de luna plateada

Para ser estrella En algún cielo

donde la ceguera no me Nuble

Entre nubes negras de azabache.

 

O un pozo sin deseos

O un sueño Pisando Tierra

donde dormiré mi silencio.

 

A falta de palabras me desnudo de nada

o no nunca me vestí de latidos tiernos

Tal vez el corazón no me lo encuentro

o lo perdí pronunciar al …

Te quiero

 

Sin Palabras Y sigo Tener

Aunque las Escriba para borrarlas

Con el salitre que corre … Por los surcos de mi alma.

 

Mira_la_Luna_300

 

M ª Luisa Blanco