POR LOS SURCOS DEL ALMA

0bc06884db9c7fb5422e1b09b1acf027_web

 

Y yo que no tengo el don de la palabra

Y no se como desmenuzar los latidos del alma

ni Emitir los dolores del corazón.

 

Y me anuncio como una línea torcida

que camina mil senderos prohibidos

acostumbrando a mis ojos al vacío

a Soledad la ONU dormir conmigo.

 

Bajo un cielo cubierto de Luna

y un manto oscuro que no brilla

ante el centelleo de unos ojos cansados

de rezar, casi suplicando

unos pasos por el tiempo acompañados.

 

Y no tengo palabras

El corazón me nació mudo

tan solo o me cubro de Sordera …

Para sus latidos no escuchar.

 

No importa, no quiero escucharlos

Mientras sé que sigue mi sangre caliente

y mis ideas de mundos merodean por cobardes

Y no me detengo ante la inercia

de seguir girando sin dar vueltas.

 

Como agua estancada envejecida,

Remolinos pecado como Ciclón

como labios sin risa

como ojos secos de su propio llanto.

 

No, no tengo palabras, ni unas manos

que recojan en sus cuencas ya mis sueños

esos que mueren en cada suspiro

Que no se pronuncian las latitudes, ni distancias.

 

Y yo que corrí como lodo de tormenta

por alguna mirada inquisidora

quién podra Juzgar mi tiempo

la espera y la memoria.

 

Si el amor me cubrió de las auroras de

o Tan sólo me baño de luna plateada

Para ser estrella En algún cielo

donde la ceguera no me Nuble

Entre nubes negras de azabache.

 

O un pozo sin deseos

O un sueño Pisando Tierra

donde dormiré mi silencio.

 

A falta de palabras me desnudo de nada

o no nunca me vestí de latidos tiernos

Tal vez el corazón no me lo encuentro

o lo perdí pronunciar al …

Te quiero

 

Sin Palabras Y sigo Tener

Aunque las Escriba para borrarlas

Con el salitre que corre … Por los surcos de mi alma.

 

Mira_la_Luna_300

 

M ª Luisa Blanco

SOMBRAS EN LA OSCURIDAD

reflejo

 

Sombras del pensamiento

furtiva oscuridad

Desnuda la noche en el cielo

La Luna.

 

De mirada languida y luces azabaches

de sueños rotos sobre el aire

estrellas danzando

Los ritos de la muerte.

 

Donde las sombras absorben

pensamientos disfrazados de amor

funeral de sentimientos

Plagio de tus labios pronunciando

tal vez un te amo.

 

O tal vez el olvido que Acompaña tus pasos

Silueta de sombras tras la pared

de tu mirada negra

o la locura …

 

Que Hechiza mi boca blasfemando horas

Noches Eternas de condena

Días y que nunca amanecen Tras las pesadillas.

 

Habita el miedo en los Rincones

de la alcoba de tu alma

siempre con las luces apagadas

para no gastar palabras en plegarias.

 

Sensaciones Palpitantes de terror

Latidos fustigan, frenéticos instantes

Enmudece y un corazón tumbado sobre un féretro

Mientras Siguen danzando estrellas

por la cintura de la luna.

 

Y olvidé el olor del miedo

Para ser la sombra que me atemoriza

Nunca pude ver en la oscuridad

y era tan sencillo inventar mis fantasmas …

 

M ª Luisa Blanco

DELIRIOS

Duelen los silencios,

que hablan en la mente

que borran y traen recuerdos

que tergiversan sentimientos

que lucen entre sombras.

 

Duelen los cauces secos de los ojos

cuando germinan rosas azules sin destino

sin aroma, sensaciones, ritos del silencio

se trasforman en agobios del tiempo.

 

Y es eso que sobra, para quedar vacio

y es eso que sueña buscando ilusiones

desafiando al frio.

 

Duelen las palabras que se entierran

para hacer llagas al alma

duele la vida soñada,

en una realidad inventada

y ya no invento nada.

 

En el rojo apagado de la sangre

que sigue condenando mi aire

sin encontrar mi piel, erosionada

y busco mis labios en el espejo

por ver si aun insinúan sentimientos

que corto con el filo de un amor roto.

 

Y le hablo a la nada, esperando respuestas

y busco tu corazón para llenarme de tiempo

y camino sola por el iris del otoño

y no reverdece el ayer…

que insinuaba pasiones

desnudando los caprichos del sol.

 

No tienen extremidades mis espinas

ni tallos mi cuerpo

ni calor mi alma

ni consuelo el corazón.

 

Silencio que habita en mi muerte

mientras sigue escribiendo mi aliento entre cristales

se desquebrajan los cielos…

que reflejan lunas en orbitas vacías.

 

Y giro sin dar vueltas…

adderiendome en paredes insonoras

en nebulosas grises transparentes

en desequilibrados pensamientos

en el susurrar de las olas

que golpean con saña las historias.

 

Y dónde hallaré un final feliz

que no llore del tiempo las horas

ni rompa en los labios las sonrisas

ni petrifique la sangre.

 

Silencio de roídos sonidos

no inmunices mis sentidos

no enraíces en sueños podridos

y la realidad…

 sigue poniendo palabras a mis pasos.

 

En silencio duermo con los ojos abiertos

para que no me atemorice el miedo

que  camina como fantasmas muertos.

 

Y no hablan, pero arañan

y no respiran pero dañan

la inocencia de un beso de mañana.

 

Sin labios busco respuestas

en el amor que me falta

para completar una vida

que detenida, no anda.

 

Y resbalan mis pasos

por los precipicios del alma

caminos asfaltados

cotidianas miradas.

 

¡Silencio calla!

ya sé tus últimas palabras

y no me quedaré a escucharlas

aunque me digas que siempre me acompañas

solo mi sombra camina, tras de mi.

 

 

Mª Luisa Blanco

Hello world!

Bienvenido a CLUB DE POESIA. Este es tu primer envío, puedes editarlo o borrarlo.
Club de poesía pertenece a EDITORIAL POESÍA ERES TÚ