escritora

Entrevista

1º) Me llevo el mar es un título muy original, pero ¿de dónde viene este título?

“Me llevo el mar”, es lo que me dijo mi hija Gabriela cuando tenía cuatro años de edad. Una tarde de verano, en Málaga, paseando por la orilla del mar, jugando con las olas, sintiéndolas acariciar nuestros pies, saltando en el agua, chapoteando… nos lo estábamos pasando muy bien; pronto empezó a anochecer y le dije que nos teníamos que marchar, no se quería ir, le insistí y me dijo: “¡mamá!, si no nos quedamos me lo llevo, me llevo el mar.
Me impresionó tanto esta frase, que de madrugada y a oscuras, sentada en la cama, pensaba dónde se podría llevar una niña de cuatro añitos el mar y en el caso de poder llevárselo dónde lo pondría. Me puse a escribir y así es como nació el poema que lleva el nombre de esa frase genial y que a la vez, es el título del libro.

 

2º) ¿Cuánto tiempo te ha llevado escribir este libro?

En este libro, hay poemas escritos hace muchos años y otros que son más recientes, es una recopilación de lo que he ido escribiendo a lo largo de mi vida cuando me lo pedía mi ser. Nunca tuve la intención de publicar, lo que si puedo decir, es que empecé a tener como amigo un papel en blanco cuando vine a Madrid hace treinta años.

 

3º) ¿Eres una autora de la experiencia? ¿Escribes siempre sobre hechos que has presenciado o vivido?

Sí, siempre escribo movida por algo que he vivenciado, sentido o me ha llamado especialmente la atención, sobre todo, reacciones del ser humano ante hechos concretos de la vida; creencias limitantes por las que nos guiamos y actuamos inconscientemente de forma reiterada, sin pararnos a reflexionar y tomar decisiones propias; otras veces sobre la luz que tienen la inocencia de los niños, personas que están al margen del sistema pero que son más libres, sobre el amor, la naturaleza, el dolor, todo lo que es inherente al ser humano y forma parte de la existencia y también, como no, de lo que concierne a mi vida.

 

4º) Tus poesías tienen también algo trascendental, influido por la filosofía budista. En muchos de tus poemas encontramos la palabra ” luz “, ¿qué significado tiene para ti esta luz?

Para mí, la luz es el despertar de la consciencia, la energía que nos conecta con una vibración más elevada y con la fuente de nuestro ser único, esencial. Si estás en la luz, adquieres una percepción distinta de la realidad, pudiendo encontrar el paraíso en todo lo que te rodea.
A Buda no le importaba ser humilde, no poseer nada, él se sentía un ser muy afortunado. Decía: “dentro de mí existe un santuario en el que puedo ser yo mismo”. Muy pocas personas pueden decir esto.
Buda significa “el iluminado”. El santuario al que él se refería, era su ser más profundo, dónde se aquietaba y brillaba la luz que despertaba su consciencia, dónde conectaba con el origen y la energía invisible que crea todas las cosas.

 

5º) Eres cantante profesional, ¿qué relación ves entre la música y la poesía?

En mi caso, al ser cantante, las dos artes se sirven de la palabra. Un poema puede tener música y una canción o una pieza musical puede ser pura poesía, las dos se complementan, se hermanan para formar parte de algo muy elevado, bello, extraordinario. Me considero una privilegiada por tener la llave de acceso a estos dos mundos, paraísos insondables que me proporcionan tanta dicha y de los que me sirvo para expandir mi ser.
6º) Al final del libro nos encontramos una sorpresa, ya que hay una sección con poemas de tu hija Gabriela. ¿De dónde le viene esa afición a escribir?

Mi hija Gabriela, como el título de uno de los poemas que le escribí, es una niña iluminada, ella ya viene con ese don de la palabra y esa sensibilidad, pero al igual que mi padre a mí me contaba cuentos cuando era pequeña y eso seguramente dejó en mi alma una huella imborrable, a mi niña que ha escuchado música, cuentos y poemas desde que estaba en mis entrañas, igualmente le habrá ayudado a despertar su ser poético.
7º) Mucha gente piensa que la clave de la escritura es la lectura. En ese sentido nos gustaría saber cuáles son tus autores favoritos y si tienes pensado un segundo libro después de Me llevo el mar.

El mundo debería estar inundado de poesía y de poetas, en los colegios, institutos etc… A mí también me faltó esa cultura, pero siempre me atrajo como los poetas a través de las palabras podían abrir su corazón y expresar de la forma más bella su sentir. Son muchos mis autores favoritos, escoger sólo algunos es como elegir sólo un color o una flor, todas son bellas. Resaltaré algunos de los que más me gustan: Miguel Hernández, Federico García Lorca, Alfonsina Storni, Fernando Pessoa, Gastón Baquero, Rilke, Walt Whitman…
Sí, quiero seguir escribiendo, tengo un proyecto con otros poetas para editar una antología y también me gustaría publicar un libro de cuentos junto a mi hermana. Un papel en blanco seguirá siendo mi mejor amigo.