Archive for October, 2009


Queridos amigos,les dejo esta poesía que escribí con el corazón.

EXTRAÑO PARECER

(12/10/2009)

De viajes y susurros,
de almas partidas en los cielos.
El placer de una bala los fue a esconder.
No soy solo yo.

De la vida hay que gozar,
le digo a mi esperanza.
Ella suave, sin marchitar alguno.
Mientras siente la tristeza, con mil pañuelos.

Vengo de lugares arrasados.
Conocí amigos con presente de esqueleto.
Sin espanto. La valentía me perseguía mojada.
Ha olvidado las ganas de crecer.

Las explicaciones ya en cuadros
con sus pies el cielo tocando.
La verdad se desató.
La justicia, no invernó.

Solo y sin lágrimas,
me siento en esta vida.
Las armas sin perdón,
quebrantando una voz.

Sucia la voluntad.
Explorada por las lluvias.
¿Devaluada por los cipreses?
Las aguas del pensamiento son una piedrita.

Si mi lugar fuera positivo,
El capricho de ellos sería.
Las huellas remarcadas por el pasado.
La mentira ilusionada y con más grandeza aún.

Mi corazón lleno de carreras y retratos,
agonizados por el olvido.
¡Oh, pureza!…
Un cachorro de felicidad quiero que nazca.

La vejez ataca sin dudas.
¡Furiosa! Gloriosa, y victoriosa.
La vida corre de un lado a otro.
¡Ahuyentada! Y… ¡Asustada!

Rindo mi alma.
Latiente, como el suave viento.
Me hago palabra.
“Tengo un extraño parecer”

Juan Cruz Bordoy.

Quizá no todos comprendan mis poesías. Ésta,trata de animales que sufren y son atrapados por cazadores.
Toda la naturaleza es arrasada para que el hombre tenga un poquito más de comodidad.Guerras, petróleo, metales, cueros, etc.
Si la cuidáramos, podríamos estar todos mejor.
Cuando los niños vemos, pensamos, y hablamos de estas cosas, nos mandan “a jugar”.
Es por eso como algunos dicen, tengo un “Extraño Parecer”.

Mi querido San Pedro.

Juan Cruz Bordoy.

Contador gratis


VIVA TIERRA

(8/10/2009)

Se quebró este paseo de sonidos.
Marchitó esa libertad que correteaba.
El pasado se tragó la adormitada luna.
Destelló aquella húmeda felicidad.

Naturaleza agonizó un fulgor salvaje.
Las jaulas, estaban partidas.
El humo atrapado en la inexistencia.
Las fogatas recibían el manto negro.

Los animales acunaban la selva.
Los niños sentían la inocencia en sus ojos.
Los cultivos adornaban el pasado.
El mar, un tsunami en solemne lugar.

El cielo destacaba en los crepúsculos.
Los residuos despertaban el futuro de un sueño.
Las extravagantes máquinas no pisaban ya este mundo.
Las tormentas no tenían resplandor.

Yo extrañaba ciego otro lugar.
Los árboles nunca regresaban sus ruinas.
La contaminación extraída en la nada.
El planeta vibraba en armonía.

La tierra verdadera se imbuía.
El miedo en barcos sin esperanza.
Mostrando su cuerpo, la arrasa.
Las selvas cayeron incendiadas: sin pureza.

Despertar el presente:
Mis ojos ilustrando partes, ayuda brillaban.
Ésta, subía y bajaba sin fuerzas.
Sólo espero que un día reine la alegría.

Juan Cruz Bordoy.

Juan Cruz Bordoy.

Contador gratis

Categories