OTRO MES DE JULIO


-A mi tío Felipe Moreno Becerril, in memoriam-
Otro mes de julio. Y otro día 14. Y próximamente, otro día 25.
El día 14, tito, hace ya veintiséis años que te nos fuiste. Veintiséis años, que se dice muy pronto.
El día 25 es el día de Santiago, patrón de las Españas, y a su vez, es el cumpleaños de abuela Pepa, que nació hace 108 años, que también se dice muy pronto.
Otro mes de julio. Sigue pasando el tiempo. Y desde el 5 de abril me quedé sin tíos varones. Ya estáis juntos los titos Felipe, Manolo, José María y Ramón. Y también se dice muy pronto...
Recuerdo perfectamente cuando te nos fuiste. Yo aún no había cumplido nueve años. Y me acuerdo como si fuera ayer. Porque pasa el tiempo, pero tu memoria no pasa.Yo no entendía lo que pasó aquel 14 de julio. A decir verdad, me enteré el 16 o el 17, cuando ya mi padre -que estaba en casa con tito Manolo- no tuvo más remedio que soltármelo. Yo recuerdo que ese día 14 estaba con mis padres, mi hermana y la prima en el coche, y que no entendía nada, y que todo el mundo nos quería ocultar lo que había sucedido. Cuando me enteré, inocente de mí, nada comprendí... En mi mente de niño, yo pensaba que los que se morían eran los viejos, y tú, con 52 años, no eras viejo. Alguien me decía que los que se van, aparecen como estrellas en el cielo; y yo, aquellas noches de verano, miraba todas las noches desde nuestra plaza, a ver si te veía en alguna estrella.
Desde entonces tengo una fijación con las estrellas. Y también tengo una fijación con la muerte.
Estoy lejos, tito. Muy lejos, en todos los sentidos, de la tierra que nos vio nacer y crecer. ¡Lo que es la vida! Al final, ella es la que nos lleva y nosotros no hemos sino de adaptarnos como podemos. Y aquí me tienes, de maestro y de padre. ¡Cómo me hubiera gustado presentarte a mi familia, que también sería la tuya!
Los paisanos se van yendo, como tú te fuiste aquel 14 de julio. A veces me planteo que si el pueblo que yo amo ya sólo existe en mi memoria y en mi corazón. Porque al final, todo pasa. "Cielo y tierra pasarán, mas tu Palabra no pasará". Y así es: La Palabra de Dios no pasa. Y Dios está con ustedes, con los que os fuisteis. Mira, sabes que como buen Moreno (o Becerril, u Ordóñez, o lo que sea...) no soy precisamente un optimista... Pero haciendo balance, creo que en verdad he tenido la suerte en mi vida, porque ha pasado por ella mucha gente que merecía la pena. Han pasado mucha gente que, sin pedir nada a cambio, me han apreciado y aportado mucho. Y eso no se suele valorar como se debe.
He tenido mucha suerte de estar rodeado de excelentes personas. He tenido mucha suerte de haber crecido teniendo como ídolos a mis tíos y mis abuelos. Si no hubiera sido por vuestros excelsos ejemplos, por esa mirada constante en mi alma, quién sabe qué hubiera sido de mí... Es con todo y con eso y mira...
Todo ello es lo que me da fuerzas para seguir adelante, la que hace reencontrarme con mi identidad.
No veo, eso sí, que los mejores estéis teniendo un reemplazo lógico en esta sociedad, pero eso sería otra historia...
En fin tito, otro mes de julio. Otro aniversario de tu partida a la Casa del Padre. Otro pellizco en el corazón. Y otra espina clavada en un pregón que al final, sólo pude dar el adelanto por las circunstancias de la vida; pero que si Dios quiere, algún día remacharé, y ni que decir tiene que será dedicado a tu memoria: La memoria de aquel que siempre tenía una sonrisa y un chascarrillo para su sobrino; la memoria de aquel que siempre tenía un consejo para su hermano pequeño; la memoria de aquel que me cogía de la mano el día de mi santo y el día de mi cumpleaños y era el primero en los mimos y en los regalos; la memoria de aquel que siempre procuraba reunir a la familia; la memoria de la piscina donde probablemente aprendí a nadar, y donde te veía sentado, leyendo el periódico.
¡Nunca se fue de mis oídos el eco de tu voz! Y creo que, de hecho, tu voz me influencia hasta en mi manera de hablar. Y dicen la gente del pueblo que nos parecemos... ¡Y chico orgullo que me entra cuando me lo dicen! Aunque en verdad, qué más quisiera yo que llegarte a la suela de los zapatos...
Vela por mí desde arriba, que falta me hace.
Te echo de menos.
Te quiero.
Tu sobrino, Antonio Moreno Ruiz
Read the rest of this entry »

OTRO MES DE JULIO


-A mi tío Felipe Moreno Becerril, in memoriam-
Otro mes de julio. Y otro día 14. Y próximamente, otro día 25.
El día 14, tito, hace ya veintiséis años que te nos fuiste. Veintiséis años, que se dice muy pronto.
El día 25 es el día de Santiago, patrón de las Españas, y a su vez, es el cumpleaños de abuela Pepa, que nació hace 108 años, que también se dice muy pronto.
Otro mes de julio. Sigue pasando el tiempo. Y desde el 5 de abril me quedé sin tíos varones. Ya estáis juntos los titos Felipe, Manolo, José María y Ramón. Y también se dice muy pronto...
Recuerdo perfectamente cuando te nos fuiste. Yo aún no había cumplido nueve años. Y me acuerdo como si fuera ayer. Porque pasa el tiempo, pero tu memoria no pasa.Yo no entendía lo que pasó aquel 14 de julio. A decir verdad, me enteré el 16 o el 17, cuando ya mi padre -que estaba en casa con tito Manolo- no tuvo más remedio que soltármelo. Yo recuerdo que ese día 14 estaba con mis padres, mi hermana y la prima en el coche, y que no entendía nada, y que todo el mundo nos quería ocultar lo que había sucedido. Cuando me enteré, inocente de mí, nada comprendí... En mi mente de niño, yo pensaba que los que se morían eran los viejos, y tú, con 52 años, no eras viejo. Alguien me decía que los que se van, aparecen como estrellas en el cielo; y yo, aquellas noches de verano, miraba todas las noches desde nuestra plaza, a ver si te veía en alguna estrella.
Desde entonces tengo una fijación con las estrellas. Y también tengo una fijación con la muerte.
Estoy lejos, tito. Muy lejos, en todos los sentidos, de la tierra que nos vio nacer y crecer. ¡Lo que es la vida! Al final, ella es la que nos lleva y nosotros no hemos sino de adaptarnos como podemos. Y aquí me tienes, de maestro y de padre. ¡Cómo me hubiera gustado presentarte a mi familia, que también sería la tuya!
Los paisanos se van yendo, como tú te fuiste aquel 14 de julio. A veces me planteo que si el pueblo que yo amo ya sólo existe en mi memoria y en mi corazón. Porque al final, todo pasa. "Cielo y tierra pasarán, mas tu Palabra no pasará". Y así es: La Palabra de Dios no pasa. Y Dios está con ustedes, con los que os fuisteis. Mira, sabes que como buen Moreno (o Becerril, u Ordóñez, o lo que sea...) no soy precisamente un optimista... Pero haciendo balance, creo que en verdad he tenido la suerte en mi vida, porque ha pasado por ella mucha gente que merecía la pena. Han pasado mucha gente que, sin pedir nada a cambio, me han apreciado y aportado mucho. Y eso no se suele valorar como se debe.
He tenido mucha suerte de estar rodeado de excelentes personas. He tenido mucha suerte de haber crecido teniendo como ídolos a mis tíos y mis abuelos. Si no hubiera sido por vuestros excelsos ejemplos, por esa mirada constante en mi alma, quién sabe qué hubiera sido de mí... Es con todo y con eso y mira...
Todo ello es lo que me da fuerzas para seguir adelante, la que hace reencontrarme con mi identidad.
No veo, eso sí, que los mejores estéis teniendo un reemplazo lógico en esta sociedad, pero eso sería otra historia...
En fin tito, otro mes de julio. Otro aniversario de tu partida a la Casa del Padre. Otro pellizco en el corazón. Y otra espina clavada en un pregón que al final, sólo pude dar el adelanto por las circunstancias de la vida; pero que si Dios quiere, algún día remacharé, y ni que decir tiene que será dedicado a tu memoria: La memoria de aquel que siempre tenía una sonrisa y un chascarrillo para su sobrino; la memoria de aquel que siempre tenía un consejo para su hermano pequeño; la memoria de aquel que me cogía de la mano el día de mi santo y el día de mi cumpleaños y era el primero en los mimos y en los regalos; la memoria de aquel que siempre procuraba reunir a la familia; la memoria de la piscina donde probablemente aprendí a nadar, y donde te veía sentado, leyendo el periódico.
¡Nunca se fue de mis oídos el eco de tu voz! Y creo que, de hecho, tu voz me influencia hasta en mi manera de hablar. Y dicen la gente del pueblo que nos parecemos... ¡Y chico orgullo que me entra cuando me lo dicen! Aunque en verdad, qué más quisiera yo que llegarte a la suela de los zapatos...
Vela por mí desde arriba, que falta me hace.
Te echo de menos.
Te quiero.
Tu sobrino, Antonio Moreno Ruiz
Read the rest of this entry »

"SOLZHENITSYN CASTIZO" – "KATEHON"

Alexander Solzhenitsyn vino a España en 1976. Pidió ipso facto dos cosas: Asistir a una corrida de toros y comer cochinillo en Segovia. El pobre no sabía lo que le esperaba... Muy pronto, el "estado intelectual" lo satanizaría, y además, de una…
KATEHON.COM
Read the rest of this entry »

"SOLZHENITSYN CASTIZO" – "KATEHON"

Alexander Solzhenitsyn vino a España en 1976. Pidió ipso facto dos cosas: Asistir a una corrida de toros y comer cochinillo en Segovia. El pobre no sabía lo que le esperaba... Muy pronto, el "estado intelectual" lo satanizaría, y además, de una…
KATEHON.COM
Read the rest of this entry »

A JESÚS CRUCIFICADO

http://museodelgreco.mcu.es/web/imagenes/galeria/gal_18G.jpg

"Delante de la cruz, los ojos míos
quédenseme, Señor, así mirando
y sin ellos quererlo estén llorando
porque pecaron mucho y están fríos.
Y estos labios que dicen mis desvíos
quédenseme, Señor, así cantando,
y sin ellos querer estén rezando,
porque pecaron mucho y son impíos.
Y así con la mirada en vos prendida
y así con la palabra prisionera,
como a la carne a vuestra cruz asida.
Quédeseme, Señor, el alma entera
así clavada en vuestra cruz mi vida,
Señor, así cuando queráis me muera."
Rafael Sánchez Mazas
Read the rest of this entry »

A JESÚS CRUCIFICADO

http://museodelgreco.mcu.es/web/imagenes/galeria/gal_18G.jpg

"Delante de la cruz, los ojos míos
quédenseme, Señor, así mirando
y sin ellos quererlo estén llorando
porque pecaron mucho y están fríos.
Y estos labios que dicen mis desvíos
quédenseme, Señor, así cantando,
y sin ellos querer estén rezando,
porque pecaron mucho y son impíos.
Y así con la mirada en vos prendida
y así con la palabra prisionera,
como a la carne a vuestra cruz asida.
Quédeseme, Señor, el alma entera
así clavada en vuestra cruz mi vida,
Señor, así cuando queráis me muera."
Rafael Sánchez Mazas
Read the rest of this entry »

CUALQUIER AMIGO

http://3.bp.blogspot.com/-wEDoh0_ZbRg/UTlA_ug3CYI/AAAAAAAACbo/zl4H4KrgcrA/s1600/santo+tomas+de+aquino+-+blog+sacerdote+eterno.jpg


"Cualquier amigo verdadero quiere para su amigo: primero que exista y viva; segundo todos los bienes; tercero el hacerle el bien; cuarto el deleitarse con su convivencia; y quinto, el compartir con él sus alegrías y tristezas, viviendo con él en un solo corazón". 

Santo Tomas de Aquino Read the rest of this entry »

CUALQUIER AMIGO

http://3.bp.blogspot.com/-wEDoh0_ZbRg/UTlA_ug3CYI/AAAAAAAACbo/zl4H4KrgcrA/s1600/santo+tomas+de+aquino+-+blog+sacerdote+eterno.jpg


"Cualquier amigo verdadero quiere para su amigo: primero que exista y viva; segundo todos los bienes; tercero el hacerle el bien; cuarto el deleitarse con su convivencia; y quinto, el compartir con él sus alegrías y tristezas, viviendo con él en un solo corazón". 

Santo Tomas de Aquino Read the rest of this entry »

HORIZONTES PROVINCIANOS

http://filcarlos.com/wp-content/uploads/2013/12/Oswald-Spengler.jpg


"(...) Pero los grandes partidos son sólo en apariencia el centro de las acciones decisivas. Lo decide todo un pequeño número de cerebros superiores, cuyos nombres en este momento no son acaso los más conocidos, mientras que la gran masa de los políticos de segunda fila: rectores y tribunos, abogados y periodistas, mantiene una selección para los horizontes provincianos y, hacia abajo, la ilusión de que el pueblo se determina a sí mismo."

Oswald Spengler, La decadencia de Occidente Read the rest of this entry »

HORIZONTES PROVINCIANOS

http://filcarlos.com/wp-content/uploads/2013/12/Oswald-Spengler.jpg


"(...) Pero los grandes partidos son sólo en apariencia el centro de las acciones decisivas. Lo decide todo un pequeño número de cerebros superiores, cuyos nombres en este momento no son acaso los más conocidos, mientras que la gran masa de los políticos de segunda fila: rectores y tribunos, abogados y periodistas, mantiene una selección para los horizontes provincianos y, hacia abajo, la ilusión de que el pueblo se determina a sí mismo."

Oswald Spengler, La decadencia de Occidente Read the rest of this entry »